Imprimir

El Cabildo de Tenerife, a través del Consejo Insular de Aguas, invertirá unos 275.000 euros en la mejora del drenaje del entorno del Castillo de San Andrés, ubicado en Santa Cruz de Tenerife. Los trabajos serán ejecutados por la empresa Valoriza Agua S.L. y tendrán una duración de tres meses, aproximadamente.  Las obras vienen a mejorar la red de drenaje y complementar los trabajos del encauzamiento del Barranco del Cercado y el Barranco de Las Huertas, de tal forma que permitan el correcto drenaje y se eviten las escorrentías e inundaciones en el ámbito del Castillo de San Andrés.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el consejero de Aguas, Manuel Martínez, y el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, mantuvieron hoy [miércoles 5] un encuentro con los vecinos de la zona para explicar los trabajos que consistirán en la mejora del drenaje urbano y las actuaciones de urbanización en el entorno del Castillo de San Andrés.

Para la mejora del drenaje urbano en el entorno del Castillo de San Andrés se proyectan una serie de nuevas rejas celulares de pluviales dispuestas estratégicamente que complementan la reja existente del punto bajo del Castillo de San Andrés. Así, se colocarán rejas en la Avenida Pedro Schwartz (zona alta, media y baja) y en la zona del Castillo de Andrés (zona alta y baja). Además de las rejas, se incluyen los colectores necesarios desde las rejas hasta conectar con el barranco o con la galería 2,00×2,00m, tanto la red de pluviales existente en la zona como la nueva proyectada. De igual forma, en el margen izquierdo del Barranco de Las Huertas se instalará una pequeña reja simple en el punto bajo de acceso a las escaleras del nuevo puente sobre el barranco para evitar la acumulación de agua en este pequeño punto bajo. Esta reja se conecta directamente al cauce del barranco.

Por su parte, las actuaciones de urbanización se dividirán en la adecuación del pavimento, retirada de la rampa y construcción de un muro de contención y una nueva acera en el lado este de la obra. El proyecto incluye el reasfaltado del entorno del Castillo de San Andrés adaptando las pendientes de forma que el agua sea conducida a las nuevas rejas de pluviales proyectadas y no se produzcan puntos bajos donde pueda acumularse el agua y no exista una reja en los mismos.

Además, se procederá a la demolición de la rampa que conecta la parte inferior del entorno del castillo de San Andrés con la Avenida Marítima y se realizará un muro de contención para sostener las tierras de la avenida marítima de San Andrés en el punto afectado por la retirada de la rampa. Adicionalmente, se dará continuidad a la mediana de la Avenida Marítima de San Andrés en el trozo que servía de acceso a la rampa. Por último, se proyecta una nueva acera alrededor de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales actual para limitar el tráfico rodado con la zona verde generada.